PANDEMIA Y DESEO: LITERATURA ERÓTICA PARA ENCENDER LA CUARENTENA
Por Natalia Blanc
En tiempos de aislamiento y distancia social, los ministerios de Salud de distintos países (incluida, la Argentina) recomiendan el sexo virtual como la opción más segura para prevenir el contagio del coronavirus. A dos meses del inicio de la cuarentena, los especialistas aconsejan poner en práctica recursos que levanten la temperatura, pero que no impliquen riesgos como videollamadas o sexting. Sexólogos y terapeutas coinciden: el sexo, en cualquiera de sus variantes, disminuye la ansiedad, mejora el estado de ánimo y aumenta las defensas. En todos los casos, la literatura erótica puede ser el camino ideal para encender el deseo.
Hay obras maestras del género erótico que nunca fallan. En una biblioteca hogareña no deberían faltar novelas como La filosofía en el tocador, escrita en 1795 por el Marqués de Sade; La Venus de las pieles, de Leopold von Sacher-Masoch, de 1870; El amante de lady Chatterley, de D.H. Lawrence (1928); Opus Pistorum, de Henry Miller, publicada después de su muerte, y Plataforma, de Michel Houellebecq, que retrata el sexo como un bien de consumo más de la sociedad capitalista.
Pero si hay una historia de iniciación sexual explícita que puede resultar tan estimulante como perturbadora es La filosofía en el tocador, de Sade. La historia está dedicada "a los libertinos", "voluptuosos de todas las edades y de todos los sexos", "mujeres lúbricas", "muchachas demasiado tiempo contenidas en las ataduras absurdas y peligrosas de una virtud fantástica" y a los "amantes disolutos", "que desde vuestra juventud no tenéis más freno que vuestros deseos ni otras leyes que vuestros caprichos". Sade narra a través de diálogos no solo cada escena sexual entre el trío protagonista (la joven virgen Eugenia, a quien "educan" la señora de Saint-Ange y Dolmancé) sino que también hace reflexionar a los personajes sobre la moral y la hipocresía de la época.
Un autor actual recomendado es "Ercole Lissardi y El centro del mundo". Publicado en 2013 por Planeta, El centro del mundo reúne tres nouvelles del autor uruguayo: La diosa idiota, La educación burguesa y la que le da el título al libro. En esos relatos, como en la mayoría de los textos de Lissardi, el erotismo se cruza con el género policial, el humor y la reflexión sobre las relaciones afectivas. "En mis libros no hay grandes performances ni técnicas amatorias, sino gente atrapada por la fuerza del deseo", dijo el autor a un medio periodístico. Con más de veinte novelas eróticas y tres ensayos publicados, el autor hace una distinción entre erotismo y pornografía tanto en el cine como en la literatura: "El objetivo de la pornografía es mostrar el acto sexual. No le interesa el contexto cultural, político ni filosófico. El arte erótico tiene un objeto que, para empezar, ni siquiera es visible. Intenta representar el deseo, una fuerza de la psiquis humana que nos lanza hacia determinadas personas como si en ellas hubiera algo esencial para nosotros".
En la frontera, a veces clara y otras, difusa, entre el relato erótico que busca alimentar el deseo y el explícito que se propone estimular al lector con imágenes y descripciones sexuales se ubica El amante, de Marguerite Duras, novela seudoautobiográfica publicada en 1984 con la que la autora ganó el Premio Goncourt. Traducida a 43 idiomas, narra la relación sexual y afectiva entre una adolescente de origen francés y un hombre chino, mayor de edad, en Indochina. La novela fue llevada al cine por Jean-Jacques Annaud en la década de 1990.
Entre los autores del género erótico que hoy serían, seguramente, "influencers" figura, por supuesto, Henry Miller con Trópico de Cáncer, Sexus y la póstuma Opus Pistorum, entre otros títulos.
Triángulos amorosos, deseos compulsivos, relaciones secretas, fantasías, decepciones: estos elementos y otros más aparecen en los once cuentos eróticos de Pedro Mairal, reunidos en la primera parte de Breves amores eternos (Emecé). Con el humor y el sexo como eje de la mayoría de los relatos, es un libro ideal para leer en tiempos de cuarentena, ya que las tramas giran alrededor de "parejas que no ven la luz al final del túnel".

image

EL MANGA Y SUS GENEROS
Si te encuentras escribiendo historias japonesas, es bueno que domines ciertos términos para que tus escritos sepan dirigirse al público correcto.
Manga es la palabra japonesa para designar las historietas en general. Fuera de Japón, se utiliza para referirse a las historietas de origen japonés.
El manga japonés abarca una extensa variedad de géneros y llega a públicos diversos. Es una parte muy importante del mercado editorial de Japón y motiva múltiples adaptaciones a distintos formatos: series de animación, conocidas como ANIME, o de imagen real, películas, videojuegos y novelas. Cada semana o mes se editan nuevas revistas con entregas de cada serie, al más puro estilo del folletín, protagonizadas por héroes cuyas aventuras en algunos casos seducen a los lectores durante años.
El término manga surge de la combinación de los términos “informal” (漫 man) y dibujo (画ga). Se traduce, literalmente, como «dibujos caprichosos» o «garabatos». Los japoneses llaman también al manga «imágenes insignificantes», pues compran al año más de mil millones de volúmenes en blanco y negro, impresos en papel barato. Al profesional que escribe o dibuja mangas se le conoce como mangaka. Algunos autores producen asimismo sus mangas en vídeo.

GÉNEROS:
La clasificación de los mangas por género se vuelve extremadamente ardua, dada la riqueza de la producción nipona, en la que una misma serie puede abarcar varios géneros y mutar a lo largo del tiempo. De ahí que la clasificación por segmento de población sea mucho más frecuente. El aficionado occidental al manga usa, sin embargo, algunos términos nipones que permiten designar a algunos de los subgéneros -que no géneros- más específicos, y que no tienen un equivalente preciso en castellano. Son los siguientes:

NEKKETSU: tipo de manga en el que abundan las escenas de acción protagonizadas por un personaje exaltado que defiende valores como la amistad y la superación personal.
SPOKON: manga de temática deportiva. El término proviene de contraer la palabra inglesa "sports" y la japonesa "konjo", que significa "valor", "coraje".
GEKIGA: manga de temática adulta y dramática.
MAHŌ SHŌJO: niñas/os o chicos que tienen algún objeto mágico o poder especial.
YURI: historia de amor entre chicas.
YAOI: historia de amor entre chicos.
HAREM: grupo femenino, pero con algún chico como co-protagonista.
MECHA: tienen presencia importante los robots, en muchas ocasiones gigantes y tripulados por humanos.
ECCHI: de corte humorístico con contenido erótico.
JIDAIMONO: ambientado en el Japón feudal.
GORE: género de anime asignado a aquellas series que poseen alta violencia gráfica, comúnmente estos son de terror. Literalmente, sangre derramada.

image

En 1992 llegó Dragon Ball a las televisiones autonómicas de nuestro país, abriendo la puerta de la cultura nipona a nuestros hogares. Su tremendo éxito hizo que en poco tiempo, miles de fans demandaran en quioscos y librerías los primeros ejemplares del manga.

Por supuesto, esta novedad no quedaba circunscrita únicamente al ámbito infantil. De hecho, en ese mismo año, en diciembre del 1992, se publicaba en España el primer manga de contenido altamente erótico, Miss 130 de Kaoru Ai, más conocido por estos lares como Chiyoji. Así se iniciaba una larga historia de fascinación por el manga erótico.

image

TOP 10 DE LOS COMICS EROTICOS
El cómic erótico nació como un fenómeno contracultural, una forma de crítica social que se reía de las normas y de la censura. Su intención era provocar, parodiar y divertir. Con el tiempo se ha transformado en género con carácter propio, donde se siguen rompiendo tabúes pero lo artístico y lo sugerente, supera siempre a lo vulgar.
Como en cualquier manifestación artística, el cómic erótico también tiene su élite de artistas reconocidos y consagrados por su manera de impactar con sus obras. El cómic erótico no es un seguido de ilustraciones para adolescentes con las hormonas a tope. Si no que se trata de historias sofisticadas que elevan la imaginación del lector. Podemos destacar verdaderas obras de arte que dan rienda suelta a la fascinación, tras las cuales hay un auténtico trabajo creativo. Hoy les presentamos las 10 que más se destacan:

PEACH
Sin llegar a los extremos del hentai, U-jin el maestro del manga erótico, despliega su estilo más liviano y divertido en Peach, una comedia en la que el joven y virgen Houshi Saito recibe una inesperada visita: una chica hermosa viene a confesarle que lo ama. Además, su jefa le ha impuesto la misión de seducir a las alumnas de la escuela de inglés donde trabaja para que las muchachas renueven la matrícula.

CLARA DE NOCHE
Clara de Noche nació en las páginas de El Jueves en 1992 de la mano de Carlos Trillo. Ilustrado por Jordi Bernet, cuenta las aventuras de una prostituta entregada al trabajo del oficio más viejo del mundo, ganándose la vida para que su hijo Pablo tenga una educación y una vida digna, conjugando hábilmente comedia y tragedia.

LORNA
Saga de humor, ciencia ficción y erotismo que narra las aventuras de Lorna, personaje creado en 1980 con guiones de Cidoncha e ilustraciones de Alfonso Azpiri para la revista erótica Mastia, y continuada por este último como autor completo primero en las revistas de Norma Cimoc y Humor a Tope y luego en formato álbum. Las historietas de Lorna y su robot se tradujeron a varios idiomas, publicándose también en revistas extranjeras como Penthouse, Heavy Metal o Lanciostory, y fueron recopiladas en varias ocasiones.

VOYEUR
Voyeur es una recopilación de las historietas eróticas de Horacio Altuna para la revista Playboy. Altuna supo captar como nadie la feminidad y elegancia de la mujer. Esta recopilación es una edición especial en la que se reúnen historietas, ilustraciones y hasta bocetos de Altuna publicados en la mítica revista americana.

VAMPIRELLA
Vampirella es una especie de heroína del cómic de terror y del género erótico. Fue creada por Forrest J. Ackerman para Warren Publishing y desarrollada por Archie Goodwin con los artistas Frank Frazetta, Tom Sutton, José González y Zesar Álvarez. Su primera aparición fue en 1969 y ahora Vampirella inicia una nueva etapa desde cero.



ROBERT CRUMB’S SEX OBSESSIONS
A lo largo de su carrera, el más famoso de los dibujantes underground se ha visto irresistiblemente arrastrado a incluir sus fantasías eróticas en su obra. Él lo justifica como una catarsis compulsiva; sus admiradores consideran las fantasías eróticas de R. Crumb la máxima expresión de su talento.
En Robert Crumb’s Sex Obsessions, Crumb ha seleccionado las tiras e ilustraciones a página completa más íntimas y reveladoras para crear un viaje enciclopédico de 258 páginas a lo más profundo de su psique sexual.

LOST GIRLS
El imprescindible Alan Moore y Melinda Gebbie firman una obra tan antológica como polémica sobre las travesuras sexuales de tres de los personajes femeninos más importantes de finales del siglo XIX y principios del siglo XX: Alicia de Alicia en el País de las Maravillas, Dorothy Gale de El Mago de Oz y Wendy Darling de Peter Pan.
En Lost Girls, se encuentran ya adultas en 1913 donde describen y comparten algunas de sus aventuras sexuales.

DRUUNA
Creado por Serpieri en 1985, Druuna es un clásico del erotismo y la ciencia ficción. Su protagonista, una voluptuosa habitante del mundo caótico y peligroso del futuro, tuvo una generosa acogida desde su primer libro, Morbus Gravis, que vendió más de un millón de copias en 20 idiomas diferentes.

VALENTINA
Guido Crepax, uno de los maestros del cómic italiano, creó en 1965 a Valentina, un personaje secundario que pronto se convertiría en la protagonista absoluta de historias oníricas y aventuras con pequeñas dosis de erotismo. Un personaje extraordinario, un ángel edificante que no conoce moralismos ni hipocresías.

EL CLIC
Provocadora y sugerente, El Clic de Milo Manara es, indiscutiblemente, la gran obra maestra del cómic erótico. Cuatro volúmenes a lo largo de los cuales conoceremos la historia de Claudia Christiani, una bella mujer a la que se le ha implantado un chip por control remoto capaz de desatar sus deseos más ocultos. Solo un clic y Claudia da rienda suelta a sus pasiones más bajas, trastocando todo cuanto le rodea.

image
  • About
  • Un espacio para el universo literario erótico y LGTB; donde la fantasía se funde con los deseos, y lo íntimo con la reclamación de los derechos.