La espera

Tarareo una canción mientras miro el vidrio empañado por la tormenta que no cesa su curso.
Sigo con la vista una gota, y pienso en ti. Imagino que es una lágrima mía, cayendo por mis mejillas, me transporto entonces a ese nuestro último día juntos. En el café del que eras 'habitué' y al que tuve que dejar de ir para que no me doliera tanto...

¡Ay, ese día! También lagrimeaba el cielo, como si de alguna manera supiera que habría de perderte. No aparté de ti la vista, ni una milésima de segundo. Evitaba parpadear para no sentirte lejos.

-Estaré de regreso, en menos de lo que canta un gallo – Intentaste consolarme.

-Lo sé, y es que se me va a hacer eterna la espera. – Repliqué.

Tu tren no llegó a destino, y hoy, a treinta años de tu partida, anhelo verte, como ese jueves en que creí que en unos días podría abrazarte, y me hiciste falta una vida entera.

#amor #espera #recuerdo #pasado #lluvia #lágrimas #despedida

Un destino diferente al de mi madre.

Ha sido la suerte quizás o el destino que ha decidido darme una segunda oportunidad, entre otras cosas, para contarte en esta ocasión algo que podría darle a tu vida un giro, espero no sea muy tarde.

Los recuerdos que tengo de mi madre son los de una mujer soltera, trabajadora y para los últimos días de su vida, a sus 49 años, la recuerdo tratando de dar un rostro alegre para su pequeña y única hija, como una máscara para disfrazar aquella evidente enfermedad que la consumía, yo era muy inocente, o poco adulta para el momento, no entendía casi nada de lo que sucedía y no es sino hasta hace pocos meses que aún me mantenía inocente de la situación.

Tengo 43 años actualmente, soy madre de dos preciosos hijos varones, de 5 y 3 años, esposa de un fabuloso hombre desde hace 8 años, a quienes desafortunadamente mi madre no llegó a conocer, he pasado por muchas situaciones llenas de felicidad y de tristeza en la vida, como naturalmente ocurre, un día mi marido y yo decidimos traerle un hermano o hermana a Sebastián, pues necesitará el día de nuestra ausencia a alguien en quien pueda confiar y en ese momento de profunda de tristeza a alguien quien verdaderamente comprenda y comparta su dolor, lo más cercano que tuve para consolar la ausencia de mi madre año tras año fueron mis tías pero no, su dolor era diferente al mío.

Todo había empezado con un dolor poco frecuente, una masa imperceptible en un seno y un olor poco agradable, pero algunas se creen la mujer maravilla, aquella mujer invencible a la que nada le puede pasar, pues esa es la imagen que necesitan transmitirle a sus hijos o incluso a sí mismas y es así, como si nada ocurriese, como quien tiene el control absoluto de todo lo que ocurre en su cuerpo, que siguen sus rutinas o mentalizándose en que ocupará el tiempo libre que le queda, o el fin de semana, que hará de comer, que vestidos comprará, etcétera, quizás esté describiendo a mi madre, solo que para entonces su enfermedad no era muy conocida o divulgada, pero no estoy describiendo como lo habría enfrentado mi madre, hace ya un año y 4 meses me habían diagnosticado Cáncer de Mama, como a ella, y antes de saberlo, como ella quizás, me hice de reojo ante aquello, la mujer de acero, sé que también estoy describiendo a muchas que me leen en este momento, hoy no dejo de pensar que hubiese sido del futuro de mi familia sin mí para presenciarlo, no paro de agradecer cada día haber tomado aquella inusitada decisión de acudir a consulta médica, agradecer el poder despertar al lado de mi familia, verlos reír, jugar, crecer, necesitar de mí y poder ayudarlos; Es lamentable que, como mi madre, algunas mujeres pierdan la oportunidad de vivir esto y lograr sus metas; no me imagino que habría dado ella por seguir con salud para su familia.

Afortunadamente hoy se difunde bastante a las mujeres sobre el Cáncer de Mama, lo único que te piden es acudir a consulta, ¿qué excusa puede existir cuando se trata de salud, tus metas o tu familia? La verdad es que ninguna.

#mujer #cáncer #cáncerdemama #concientización #mujeres

  • About
  • Página personal del escritor Emilio Antúnez bajo el seudónimo Luca Fischer.