Se encendieron pequeñas luces como focos incandescentes, uno a uno, azules, rojos verdes, amarillos, principalmente rojos. Logré coordinar un poco y gateé babeando en abundancia. Chorros de saliva y sangre regaban el césped. Creí escuchar palabras muy lejos, entrando por el agujero de la nuca; palabras sin sentido que no decían nada.


https://www.boukker.com/read-s....tory/2800_el-ojo-des

El ojo descifrando la tiniebla
www.boukker.com

El ojo descifrando la tiniebla

Premio Oscar Wilde de cuento