Sabía quién era entre miles.

Sus versos tenían el olor de la nostalgia .. de ésos qué sé respiran con el alma.

Leí sus letras y con cada una me tocaba .. llegando hasta las entrañas.

Le di por espejo el cristal de mis ojos.

Y por sepultura mi corazón.

image