My Stories

Posesión

Posesión


POSESIÓN

 

      Sus ojos se transformaron, inyectados en sangre. Su cuerpo se arqueaba en posturas inverosímiles.

      Su voz ronca hablaba en lenguas desconocidas, en el lenguaje del Averno.

      La posesión había comenzado.