My Stories

Bocas del Toro

Bocas del Toro (Panamá, islas)


Una noche salí a bailar con un grupo de argentinos que conocí en el hostel.

Llovía y llegamos mojados

al  único bar bailable de la isla.

A mitad de la noche no había esperanzas de hallar mujer alguna

hasta que la vi.

La más hermosa de todo el viaje,

estaba ebria.

Hablaba con todos

y no faltaría mucho

hasta hacerlo conmigo,

el bar era muy pequeño.

Cuando llegó

no dejé pasar el tiempo

y la besé.

La llevé afuera a fumar

y nos seguimos besando.

Al rato la invité a irnos.

Salimos y ella seguía

hablando con todos.

Le pidió la bicicleta

a unos panameños de mala cara

que caminaban a nuestro lado

y al verla alejarse en su bici

me dijo uno de ellos:

—¿está con vos?

—Si —les respondí con seguridad.

—Bueno, ahora está con nosotros. Andáte.

Me amenazaron con un arma.

Tuve que volver a casa solo

sabiendo que la mujer más hermosa

del mundo que jamás había tenido

podría estar siendo violada

asesinada

empalada;

y yo

sin poder hacer mucho

terminaría durmiendo solo

en una isla de Panamá

muy lejos de ella

y de casa

donde

no habitan

seres de esa naturaleza.