My Stories

...Y DE NUESTRAS TERNURAS

(°|^)


  La luz de la mañana se cuelga de la ventana y deja ver tus ojos cerrados, que seguramente, aún están soñando con nuestros días vividos, y con todos los que están por venir.

  Me acomodo para verte mejor, y noto con agrado, esa mueca de tu boca entreabierta, destilando gotas de babas luminiscentes, que reflejan aquella luz cordial y que, suspendidas en el espacio y el tiempo, son adornadas por aquellas lagañas, que nacen en la comisura de tus párpados, embelleciendo tus pestañas como dos capullos de flores doradas a punto de abrir, entonces, un resuello tranquilo y descansado, sale de tus entrañas con la altisonancia de tus ronquidos tiernos, siendo el vaho de tu aliento dormido, quien me recuerda lo terrenal que somos, aunque extasiado en la maraña de tus pelos esquizofrénicos, pero ahí, con mi amor en pleno de humanidad, me pones a prueba con el aleteo cándido de tus flatulencias de mariposa, y dimensiono, entre tus hedentinas psicodélicas, cuanto te amo.

 

CHECHO.