My Stories

ESBOZO PREMONITORIO

Esbozo premonitorio


 

Mi abuela Andrea Strausfied, siempre anduvo contrario a los tiempos europeos que le tocaron.
Así decía cuando andábamos solas, en bicicleta por el bosque.
Ella era mujer testaruda, iracunda, casquivana, puta reputa, y no salía de un lío para entrar en otro.
Así, con las más fuertes palabras, intentaba explicarme los retos de su vida.
Cierta tarde me invitó a su estudio, algo que no solía hacer, y me dijo, Aquí he tenido las mayores experiencias y quien sabe si los mejores momentos, pero ya estoy vieja.
Yo intenté cambiar el sentido triste a su discurso, interrumpir la lágrima que rodaba en su mejilla, más bastó su gesto con un dedo para que desistiera. Entonces, sin mucho esfuerzo, concluyó: Anoche he soñado que cuando ya no esté contigo, serás mi continuidad, aunque no quieras.
Yo, por mucho esfuerzo que hice, no pude desentrañar aquella idea, al menos de una forma concreta.
Pero unos días después, cosa que menos solía hacer, la señora Andrea Strausfield se atravió a mostrarme un dibujo bastante raro, donde ella misma, y no su nieta preferida, en el año 2022, con naturalidad, como si desde su estudio marcara mi destino al desgaire, y ella hubiera ganado todas sus batallas de mujer, se desplazaba en un solitario y extraño artefacto, en dirección contraria a muchísimos hombres.
Y mientras era denostada por aquellos, tan caballeros, tan conservadores, tan de intercambios de miradas inclementes, yo, su nietecita del alma, me sentía inmensa y retadora en el dibujo."