My Stories

El dios de mil lenguas

Parte 1: Los pueblos malditos


Habia decidido dedicarle mi vida entera a las leyendas. Historias donde el rico folklor de los pueblos me transporta hacia lugares inhospitos. Sitios donde la magia y la realidad se juntan. No obstante debo admitir que dicha pasion tambien me ha conducido a situaciones complejas. Leyendas donde aquella parte magica se vuelve peligrosa si uno no atiende las advertencias de los pueblerinos. He tenido la precaucion debida en cada una de mis investigaciones, en todas...menos en una. Tengo que declarar que no solo investigo, en mis ratos libres me he dedicado a escribir historias de ficcion. Debo mencionar esto puesto que no quiero que se me confunda con un farsante; los acontecimientos que estoy a punto de declarar en estas paginas no se trata de una historia de ficcion sino de un hecho que aun, hoy en dia, me cuesta trabajo entender. Me he pasado varios dias tratando de encontrarle un motivo, una razon, pero al mismo tiempo siento que caigo en un pozo sin fondo del que me aterra no poder salir. Hay una cosa mas que me gustaria mencionar antes de comenzar con esta experiencia. Hace dias que deje aquel pueblo olvidado de la mano del dios que nosotros conocemos, mas no del que ellos juran lealtad hasta la muerte. Menciono esto pues tambien pretendo crear una adevertencia hacia aquellos aventureros que gustan de adentrarse hacia sitios desconocidos que, por un instante creen tener la certeza de que pertenecen a la civilizacion. 

Mi nombre es Adalberto y tengo 38 años. Se que mi edad y mi nombre no son relevantes pero pretendo darle seriedad a este manuscrito. Me da tranquilidad el saber que mi nombre plasmado en estas paginas me permite crear un acercamiento hacia el lector y me da la confianza que necesito para contar el horror ignoto del que fui testigo.

Llegue a este lugar un viernes por la tarde. Me encontraba feliz por su hallazgo pues las leyendas en torno a esta zona son fascinantes, perfectas para mis anotaciones, las cuales compilare en un futuro libro. Para encontrarlo me tuve que valer de guias turisticas e informacion de habitantes que viven cerca de la carretera y de los caminos de tierra que se adentran en las montañas. Viajar no me molesta del todo pues al hacerlo el mundo se abre frente a mi y en cada piedra que levanto hay una historia que investigar y documentar. En mis anotaciones se encuentran los mitos de los "pueblos malditos". Se que hay personas que desconocen los mitos de estos lugares, para mi desgracia se perfectamente donde se encuentran y el porque tan pintoresco sobrenombre. La carretera de Villa del Carbon, en el Estado de Mexico, es uno de los caminos mas fascinantes que existen. Dicha carretera esta rodeada de arboles y algunas casas que custodian esta, pero dentro de esta carretera existen tres caminos que conducen a tres pueblos en el interior de la sierra, donde la oscuridad es participe del mas puro folk demoniaco, por asi decirlo. Dos de estos caminos se encuentran pavimentados mientras que el tercero consta de tierra y hierba. Debo ser sincero, jamas me habia atrevido a ir estos lugares pues mi trabajo esta mas concentrado en las leyendas de los pueblos magicos y no de aquellos lugares que estan en abandono, o por lo menos es lo que se cuenta. En mis investigaciones me he topado con informacion muy valiosa acerca de estos tres lugares tan miticos, al aprecer hay algo que los une pues segun la gente que vive cerca de la carretera estos lugares han sido participe de invocaciones, ritos, cultos y sabe dios que mas cosas. Uno de ellos me dio el nombre de los tres. Uno se llama Laguna Roja, el otro Solares y el tercero Huacallo que signigica "vacio" o "lugar del vacio". Los otros dos me parecia que tenian nombres comunes. no me llamaron la atencion en el acto pero Huacallo, por su significado, lo encontre sumamente rico en cultura y mitologia. Tenia tres opciones en mis manos, los llamados "pueblos malditos" estaban a punto de ser abiertos al mundo por su servidor. Nunca me he arrepentido de nada, todo lo que he hecho en mi vida ha sido aprender y crear, pero en esta ocasion jamas me perdonare por haber optado esta investigacion. Hay lugares en este mundo que nunca deben ser descubiertos por el hombre.