por Valeria O.

“Desde que invoqué a este ser atractivo y a la vez tenebroso, no dejo de pensar en él. Cada vez que aparece, mi corazón palpita fuertemente ante esos ojos alargados, esa melena de león, esos dientes afilados y esas piernas largas como un camino que va rumbo a la perdición. Sé  que debo rescatar al niño, él es mi hermano y lo quiero aunque a veces robe mis juguetes con los que jugaba cuando era una niña. Ya no los uso pero los idolatro, son el trofeo de mi infancia. No tengo porqué dárselos ni prestárselos. Estas paredes se sienten cada vez más cerradas y por momentos me parece que me ahogo, tengo palpitaciones y el aire desaparece de mis pulmones. Agradezco que encontré amigos en este laberinto y me están ayudando a llegar al Rey Duende. Al fin lo encuentro pero debo enfrentarlo yo sola. Y aunque me muero por uno de sus besos, digo las palabras que lo derrotan: “Enormes peligros innumerables penurias he atravesado para llegar al castillo y recuperar al niño que tu robaste. Mi voluntad es fuerte y mi reino también. En mi reino, no tienes poder sobre mi”


Fanfiction de mi película favorita: “Laberinto”. En memoria de David Bowie, el Duque Blanco.


por Valeria O.


Derechos de autor:Creative Commons Attribution-NonCommercial-NoDerivatives 4.0

Escribir comentario
/ 400

Adrianacomentó hace 3 años

Hermosa película 😄
Escribir comentario
/ 400

Federicocomentó hace 3 años

Dios. Ya estoy viejo, es como de los ochenta. Gracias. La volveré a ver.
Escribir comentario
/ 400