Ellas

Unas mojadas, empapadas de amor

otras de sexo.

Unas verdes y brillantes,

como la albahaca. 

Otras negras y opacas,

como el carbón.

Unas, esculturas de natura, 

otras más artificiales.

Unas ruidosas y necias, 

como un mercado.

Otras misterio y paz,

como la noche.

Unas elegantes y sutiles,

como un traje inglés.

Otras llamativas, hipnotizantes,

como polillas y la luz.

Unas “aquí me tienes”,

Otras “quítate que voy”.

Unas descuidadas,

como sandalia de pescador.

Otras bien cuidadas, casi perfectas, 

como la guitarra del cantor.

Unas me quisieron, con amor, y abrigo.

Otras con pólvora y plomo.

Unas tranquilas,

como ovejas en rebaño,

otras al acecho,

como cascabel tras la roca. 

Unas bien recordadas,

otras no tanto.

Diferentes y distintas.

Todas perfectamente femeninas,

diseñadas perfectamente únicas.

 

 

Escribir comentario
/ 400