El humano y el planeta

Un día me dieron el más increíble regalo
Su envoltura era perfecta por fuera
No importace cuánto tiempo lo viera
Al principio estaba más que emocionado
Anhelaba explorarla por todos lados.

 

Sin embargo tenía que tener cuidado
Ya que cambiaba de humor cada tanto
Algunas veces era ardiente y juguetona,
Algunas otras fría, pero hermosa.

 

Pese a todo me protegía y cuidaba
Si pasaba frío me acobijaba
Si pasaba calor, me refrescaba
Si sentía hambre, me alimentaba.

 

Comencé a ser egoísta y a dañarla
Ella me soportaba, a mí no me importaba
Fumaba frente a su cara, en ocasiones la golpeaba.
Estaba furioso conmigo mismo y la arrastre en mi camino.

 

Con el tiempo perdió sus colores;
Y hasta la fecha sigo arrancando sus flores
Su cuerpo ya no funciona igual
Apenas y logra respirar.

 

Tarde en madurar, y no la cuide como debía
De ser un homicida, pase a ser suicida
Por qué quien me mantenía con vida
Ahora estaba a nada de estar destruida.

 

Soy un tonto, por descuidarla
Soy un tonto, por maltratarla
Soy un tonto, por no haberla amado
Soy un tonto humano.

 

Nos queda poco tiempo, y solo deseo
Que cuando ambos nos vayamos
Tu renazcas apartada de mi lado
Para que nadie te vuelva a poner una mano.

 

Escribir comentario
/ 400

LANAOROScomentó hace 2 años

Es una metáfora de la relación del ser humano con la madre tierra. Muy bien. Saludos.
Escribir comentario
/ 400

GarCruzcomentó hace 2 años

Concuerdo contigo nos he complicado percatarnos de nuestro errores, sin embargo las consecuencias están ahí para recordarnolos.
Muchas gracias, saludos.
Escribir comentario
/ 400

LUIScomentó hace 2 años

Qué triste darse cuenta de los errores cometidos cuando ya es tarde para remediarlos.
Después de ojo sacado...
Excelentes versos. Un saludo.
Escribir comentario
/ 400

Más comentarios